La utopía de lo perfecto

0
132

Hoy tenía pensado subir un pequeño manual tecnológico, pero se me vino hace un par de días a la cabeza un viejo debate. Es uno de esos debates que crean un dictamen en tu cabeza que a menudo no aciertas a expresar. Normalmente porque sabes que los argumentos que defiendes, aunque creas en ellos, tienen una índole impopular. Es un debate no apto para todos los públicos.

Iba a sacar, como tan a menudo hago, la definición de “perfección” para desarrollar un comienzo en mi argumentación. Pero no, hablamos de un término tan complejo y enriquecedor que merece la pena desarrollar un par de párrafos con él.

El número áureo

El número áureo, de oro, o divino ha sido el gran reto de pensadores, filósofos, físicos y matemáticos durante siglos. ¿Por qué? Porque es un valor numérico (1,61803…) que se encuentra continuamente en la naturaleza. Sin entrar en Fibonacci, ni complicar este post, podemos decir que este número se encuentra en las flores, frutos, animales, composición de galaxias e incluso en nuestro ADN.

¿Pero por qué saco esto aquí? La proporción áurea ha estado vinculada durante muchas épocas a la perfección artística. Sobre todo, en la antigua Grecia y en el Renacimiento. Pero voy más allá, ¿Confundimos la perfección con lo atractivo? Y en el caso de respuesta afirmativa, ¿Es atractiva la proporción áurea porque subconscientemente lo relacionamos a lo que vemos cada día?

Perfección y religión

Me hubiese gustado explayarme en este punto y crear un gran debate. Pero considero más óptimo, para que esta entrada no tome otros senderos, pasar solo por encima.
Me viene bien hablar ahora de religión, porque sacaré una resolución que más tarde será un punto de mi conclusión. Es curioso cómo cambian los pensamientos en nuestra sociedad y como estos cambios incitan una revolución conceptual. Si bien anteriormente argumentaba como se asociaba la perfección a algo tan superficial como el físico, también hubo momentos en la historia en la que la perfección, tenía una visión puramente abstracta. Me refiero a la influencia de la idea de “perfección cristiana”, que delimitaba el término perfección a la unión espiritual con Dios por encima de lo terrenal.


Sin entrar en debates teológicos, que la religión tuvo gran influencia en nuestra sociedad durante un periodo amplio de tiempo es incuestionable. Que esta influencia siga vigente hoy en día, da para muchos posts y opiniones dispares.

Conclusión personal. Perfección vs lo ideal.

Para mí, la perfección no existe, ni como algo físico ni abstracto. Defiendo que es una utopía de un sueño inalcanzable usado durante toda nuestra historia para conseguir poder.
No existe un canon de belleza, ni existe un cuerpo ideal. El perfil de mujer prototipo de revistas eróticas de mediados del siglo pasado tenía curvas pronunciadas, sin embargo, en los últimos años hemos llegado a ver modelos realmente famélicas. ¿Esos cánones de belleza quienes lo determinan? ¿Es posible que la idea de perfección esté delineada por la moda?
Sin embargo, en nuestros orígenes prehistóricos, las mujeres voluminosas, con grandes pechos y caderas eran reconocidas como casi diosas. ¿Por qué? Sencillamente porque en unos tiempos en los que la mortalidad infantil era tan alta, una mujer con grandes caderas era más fértil, y unos pechos grandes mejoraban la crianza y lactancia de sus hijos. Supervivencia. De nuevo hago la pregunta, ¿Consideramos perfecto lo que en realidad es lo ideal en unas determinadas circunstancias?


Con las ideas pasa exactamente igual, nos venden sistemas políticos, sociales o económicos que promueven la perfección y la plena igualdad como cimientos de su ideología. ¿Pero puede un ser imperfecto, como los humanos, crear algo perfecto? Está en contra de nuestra naturaleza ser perfectos, y deberíamos estar contentos de que así sea. Es nuestra naturaleza imperfecta la que nos obliga a errar, a caer y a aprender de nuestro error. Y es en ese aprendizaje cuando evolucionamos.
Gracias a nuestra imperfección hemos pasado de ser animales a personas, gracias a nuestra imperfección hemos transcurrido por tantas épocas sociales y culturales distintas. Precisamente, si buscamos la perfección (aunque crea que es una utopía), es porque sabemos que somos imperfectos. Mientras alguien me demuestre lo contrario, defenderé la idea de lo ideal dependiendo de las circunstancias.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image